Queer Games, un encuentro sobre videojuegos lgbtq+

El 16 de junio a las 15 h, Ce Quimera + Gaia Leandra, colectivos residentes del Wetlab en Hangar, presentan Queer Games, un encuentro sobre video juegos lgbtq+, en colaboración con Chloe Desmoineaux.

Los personajes lgbtq+ aparecen en los videojuegos desde la década de 1980. En la historia de los videojuegos, los personajes LGBT han sido casi inexistentes durante mucho tiempo, lo que refleja la heteronormatividad general. ¿Por qué hablar de “queerness” cuando se habla de videojuegos? Queerness es una forma de sexualidad, pero también es un modo de pensar, de vivir, de sentir: de forma diferente. Cuando se habla de “queerness” en los videojuegos, se habla de una representación justa y equitativa de los personajes LGBTQ, pero también sobre teoría queer, de diseño queer y de juego queer. Es necesario que hablar de la “queerness” en los videojuegos porque hace falta que los juegos y la forma de abordarlos reflejen toda la riqueza de las múltiples formas en que cada uno de nosotros vive, ama y desea.

Queremos invitaros a este evento en el que participa nuestra compañera Eurídice Cabañes junto con Chloe en una conversación sobre el mundo de los videojuegos a las 17h.

Además Desde las 15h se dispondrá de puestos para jugar a los siguientes videojuegos

Dys4ia – Anna Anthropy
Collectif Diyke – Dykie Street
Hair Nah – Momo
Hurt Me plenty – Robert Yang
Rinse and Repeat – Robert Yang
NSFWare – Pierrec
Dream Daddy – Game grumps
Spit Kisses – Dear villagers
Pride Run
Triad de Anna Antropy
Fuck Everything de Lena NW
Homozapping -Arsgames
Float on
Tell me why- Dontnod
Electric zine Maker Nathalie Lawhead

 

Videojuegos ‘queer’: expresiones videolúdicas del colectivo LGTB+ [eFeeLeJota]

Mikel Calvo escribe este texto para el eFeeLeJota (Frente Lúdio de Judea) que publicamos en el diario El Salto.

Videojuegos ‘queer’: expresiones videolúdicas del colectivo LGTB+

Se dice que aproximadamente un 17% de la población mundial es videojugadora, o que al menos ha jugado alguna vez en su vida. Que la gran mayoría de videojuegos representan y van destinados a hombres heterosexuales no es sorpresa para nadie. Es de vital importancia que en la industria del entretenimiento interactivo haya una representación más abierta de otros colectivos capaces de aportar otras perspectivas de género, raza o identidad.

Podríamos estudiar los videojuegos mainstream, firmar peticiones y demandar decisiones de marketing más arriesgadas y abiertas. Sin embargo, algunos movimientos culturales como el queer nos animan a servirnos del medio interactivo para realizar el camino inverso. Crear nuestros propios videojuegos para contar nuestras propias historias.

La palabra queer significa “raro” o “fuera de lo común”. Comenzó siendo utilizada como un despectivo para todos los marginados sociales, principalmente las personas homosexuales, de ahí que también la palabra se traduzca como “marica”. A lo largo del siglo XX, los propios colectivos se apropiaron del término queer, siendo portado orgullosamente como estandarte por los activistas. Básicamente, ser una persona queer es salirte de lo normativo, ya sea por tu orientación, sexo o género.

[…]

Un videojuego queer trata de poner de manifiesto una serie de ideas no normativas —principalmente en cuanto a la identidad sexual—.

[…]

Para que un videojuego sea queer lo único necesario es que tenga su propia voz dentro del medio, aportando una perspectiva que se salga de lo corriente. No es estrictamente necesario realizar siempre una crítica o invitar a una reflexión, sino que les basta con seguir fieles al propósito de agitar a los jugadores y ofrecerles nuevas experiencias.

[…]

Texto completo en: https://www.elsaltodiario.com/efeelejota/visibilizar-para-producir-y-producir-para-emancipar