«Si no te gusta el juego, cambia las reglas» (GAIA y Marie LeBlanc Flanagan)

Game Arts International Assembly (GAIA) es un laboratorio de ideas y una red internacional para el desarrollo profesional de la comunidad de las artes de los videojuegos: dirigido a curadores, productores, organizadores de eventos y académicos que trabajan en el campo de la cultura de los videojuegos.

¿Qué saben los desarrolladores de juegos sobre las cooperativas de trabajadores y su posibilidad de reimaginar cómo se estructura el trabajo? Esta es una de las muchas preguntas que formularon en «Si no te gusta el juego, cambia las reglas«, un  comic de Marie LeBlanc Flanagan y un paper que abordan los sindicatos, las cooperativas de trabajadores y los problemas laborales en la industria del juego en Canadá.
A lo largo de la investigación, los participantes compartieron sus propias ideas preconcebidas sobre el modelo laboral, y una gran parte del proyecto fue determinar cómo funcionan realmente las cooperativas de trabajadores en el día a día. A continuación, os presentamos algunos mitos comunes sobre las cooperativas en comparación con sus realidades, tal como nos los contaron:
  • Mito: Las jerarquías en las cooperativas son completamente planas.

Realidad: En una cooperativa, pueden existir jerarquías, como roles senior y una junta directiva, pero se establecen democráticamente y están abiertas a la iteración.

  • Mito: La toma de decisiones es lenta y las cooperativas introducen nueva burocracia.

Realidad: Aunque más lenta que la toma de decisiones jerárquica, las estructuras cooperativas se pueden ajustar para evitar atascos burocráticos. No todas las decisiones requieren necesariamente una votación completa de la cooperativa. Además, las estructuras comerciales tradicionales tampoco son inmunes a la burocracia.

  • Mito: Las cooperativas, por sí mismas, pueden solucionar los problemas laborales en la industria del juego.

Realidad: Si bien la estructura cooperativa previene legalmente algunos tipos de explotación laboral, las cooperativas encarnan los valores de sus trabajadores dueños y solo son tan transformadoras como lo deseen sus miembros.

  • Mito: Es difícil obtener financiamiento como cooperativa de trabajadores en la industria del juego.

Realidad: Algunos tipos de financiamiento son menos accesibles para las cooperativas de trabajadores. El financiamiento de capital de riesgo generalmente depende de adquirir una participación en una empresa, lo cual no es posible con la mayoría de las estructuras de cooperativas, y existe cierta ambigüedad sobre qué subvenciones federales y provinciales pueden solicitar las cooperativas de trabajadores. Sin embargo, aún están disponibles acuerdos con editores, ya que son basados en proyectos. También están aumentando los fondos disponibles para las cooperativas, incluidas las subvenciones de finanzas sociales.

  • Mito: Los salarios son planos (es decir, todos los trabajadores ganan el mismo salario) en una cooperativa de trabajadores.

Realidad: Los miembros de la cooperativa deciden colectivamente cómo se distribuyen los salarios. Algunas de las estructuras incluyen salarios completamente planos, salarios escalonados basados en la antigüedad o responsabilidades, y pagos basados en las horas trabajadas o proyectos completados.

Marie LeBlanc Flanagan dirigió este proyecto y escribió e ilustró el cómic. Michael Iantorno apoyó en investigación y redacción, escribiendo el documento técnico. En cuanto a la gestión y difusión del proyecto proporcionado, fue Jim Munroe. El documento técnico se elaboró con el apoyo de Ontario Creates, Canada Media Fund y Mitacs.

MÁS INFORMACIÓN

LEE EL PAPER (INGLÉS)

LEE EL CÓMIC de Marie LeBlanc Flanagan (INGLÉS)